El IES Andrés Benítez ha mostrado hoy, 25 de Noviembre, su más sincera repulsa a la violencia de género. Lo ha hecho de una manera sencilla pero directa, en la que ha dejado clara su postura ante esta lacra que azota a nuestra sociedad. El acto central ha sido la lectura de un manifiesto en la que se ha destacado el sufrimiento de las víctimas de violencia de género (mujeres y niños) en un año especialmente complicado por la pandemia y el confinamiento. Convivir con el verdugo no es fácil y no poder pedir siquiera auxilio, inhumano.

No es la única actividad que se ha desarrollado en este día, tanto en horario matutino como vespertino, sino que a lo largo de la semana se van a trabajar en tutorías las distintas maneras de maltrato a la mujer que nos podemos encontrar mediante el visionado de cortos, vídeos temáticos, presentaciones y su posterior reflexión y debate en el aula por parte del alumnado de distintas etapas educativas.

Como colofón a la jornada, se han repartido mascarillas FFP2 de color morado (no hay que bajar la guardia con el coronavirus) y como hilo musical en el centro ha sonado un repertorio de canciones que hablan de este tipo de casos y abren una puerta violeta por la que poder escapar.